lunes, 23 de mayo de 2022

DESDE LA CAVERNA

 

DESDE LA CAVERNA

 

Sois entre veinte y treinta individuos. Vuestro número oscila al compás de las muertes, mayormente violentas. Al amanecer brotáis de la gruta. Los hombres os aprestáis para la caza, las mujeres recolectaréis bayas, hongos y raíces del bosque cercano.

 Los osos y los lobos os acechan. Los accidentes mortales son frecuentes. Esquivar a la muerte, buscar alimentos y agua, comer, defecar, orinar; y, ya con el estómago lleno, fornicar y después dormir, no hay nada más. Vuestra vida consiste en esa sucesión de acciones.

 Vivís permanentemente al borde del abismo. Un invierno duro y largo, un verano de sequía, una epidemia, os pueden condenar a la extinción. A veces, empujados por la necesidad, os veis obligados a partir y buscar una nueva caverna en otro lugar en el que la caza abunde y los manantiales no se hayan secado. En vuestra migración cabe la posibilidad que os topéis con otro grupo de humanos y luchéis contra ellos. La piedad es un lujo desconocido. Se mata al otro. La supervivencia se impone… hasta el canibalismo. Devoráis a los enemigos.

 En lo más profundo de la caverna, por las noches, alrededor de una exigua fogata, el más viejo del grupo os cuenta historias. El argumento siempre es el mismo: el del héroe, el cazador más valiente que salva al grupo de alguna calamidad. Por alguna razón misteriosa esas narraciones os apaciguan.

 Tú, la mujer pelirroja del grupo, te preguntas, tras escuchar al viejo, si hay algo más o la existencia tan sólo consiste en sobrevivir a la próxima jornada. Hace poco murió tu hijo y lo sentiste, aunque vuestra vida no os deja mucho espacio para el duelo. Hiciste un hoyo, en el bosque, a los pies de un cedro y lo enterraste con tu bien más preciado, una aguja de asta de reno. El viejo que narra historias desvaría y a veces afirma que hay vida más allá de la muerte en dónde gozáis de la compañía de seres invisibles que os protegen. Tú crees en ese más allá e imaginas que tú niño vive y juega con los héroes invisibles y que trueca la aguja por una punta de lanza.

 Quizás, mujer, pienses que esta vida sea tan sólo un sueño del que despertamos cuando morimos. Habitada por una inquietud sin nombre, impulsada por una fuerza desconocida que te abrasa, agarras un carboncillo, una ascua apagada, y dibujas en las paredes de la cueva la silueta de un bisonte, un caballo, una cabra... Sobre una piedra cóncava, la médula del tuétano de un ciervo arde y hace la función de luminaria. Los otros miembros del grupo te interrogan, no entienden por qué haces eso, ni qué ganas, ni por qué prefieres quedarte en la caverna a pintar esas cosas en lugar de salir a recolectar, aun cuando tu estómago esté rugiendo a causa del hambre. Respondes que ignoras los motivos que te llevan a pintar, que te basta con ver que el resultado es hermoso y que el desasosiego que te azora desaparece cuando el tizón se desplaza por la pared de piedra.

 Tus compañeros acaban por respetarte, de la misma manera que aprenden a admirar esas pinturas que crecen, que se embellecen y que se visten de color. La existencia sigue siendo igual de brutal, pero, por unos instantes, al contemplar el panel de los animales pintados, todos vosotros experimentáis un sentimiento inidentificable, una noción colectiva, vaga y evanescente: la ilusión de que, quizás, la vida no se agote en la estricta supervivencia.

Relato finalista en el I CONCURSO LITERARIO NO PRESENCIAL "SENSACIONES DE ZUHEROS"




 

 

 

lunes, 16 de mayo de 2022

AMIGO INVISIBLE

 La revista mexicana "El bigote de Nietzsche" ha publicado en su número 1 mi microrrelato

AMIGO INVISIBLE
En la Universidad los catedráticos jugaron al amigo invisible. A Nietzsche le tocó una regadera y, cuando desenvolvió el paquete, el pitorreo fue general. Desde ese día el bigotudo odia al amigo invisible, a todos los amigos invisibles y no ceja de proclamar que Dios ha muerto.

viernes, 6 de mayo de 2022

ANTOLOGÁ DEL IX CONCURS DE RELATS BREUS DE CORNELLÀ

 Una vez más mis relatos en la antología del IX Concurso de relatos breves de Cornellà, esta vez en número trino: "Feria macabra del libro", "Pacto ficcional" y "Amor problemático".

Puede ser una imagen de 1 persona
Me gusta
Comentar
Compartir

"CUARENTENA, DÍA SESENTA" EN AUDIO

 Mi microrrelato "Cuarentena. Día sesenta" hecho audio por dos artistas argentinos en el marco del proyecto editorial "Mientras tanto, la pandemia".


https://www.facebook.com/mientrastantolapandemia/videos/670119030727425